El fallo en el funcionamiento de un equipo informático u ofimático puede ocasionar graves trastornos en el seno de su actividad.

Nuestro trabajo en este sentido tiene una doble vertiente:

  • Recuperaciones software: Consiste en la reinstalación de sistemas operativos corruptos, paquetes ofimáticos, etc. En la medida de lo posible, ante un fallo grave, podemos recuperar   los datos, pero recuerde siempre la enorme importancia de realizar copias de seguridad con frecuencia.
  • Recuperaciones hardware: Fallos físicos en los ordenadores que impiden su correcto funcionamiento.

Con los contratos de mantenimiento, la reparación se efectúa preferentemente en el lugar de trabajo, lo que conlleva como indudables beneficios la inexistencia de desplazamiento por parte del cliente, ni el hecho de tener que desconectar y volver a conectar los cables del equipo y sobre todo, que la información de su ordenador no sale de su empresa o negocio.